sábado, 29 de agosto de 2009 | By: Lorena Rivera

El reencuentro


Me he quedado en casa... entre el cansancio acumulado y la perdida del control del tiempo (cosa de la que no me arrepiento)... decidi volver a casa, he llegado directamente a dormir al sofa y desperte casi a las 9 de la noche, estaba agotada de toda la semana anterior, aunque no queria aceptarlo, me levante pronto a calzarme las deportivas, despues de 5 horas de caminata y de poner en orden los pensamientos, (afilar las armas antes de la batalla), decidi que era un buen dia para limpiar el ordenador de historias y mis archivos en papel... y de repente alli estaba ella esperandome desde no se cuantos años...

Maria Luisa, mi primer personaje, una pequeña niña-adolescente a la que he creado hace muchos años y que formaba parte de mi primer intento de libro, el cual opte por aparcar porque pensé que me faltaba aun mucho por vivir para poder plasmar una vida en mis pobres letras, en esa época, la fascinación por la nula libertad de la mujer criada bajo la vieja escuela catolica me daba una rabia tremenda y deseaba escribirlo, la injusticia de la vida cuasi-feudal de las haciendas azucareras (entre otras tantas) de principios del siglo pasado me apasionaban... sin embargo, cuando estudie medicina pocas cosas mas podía hacer... deje mucho tiempo de escribir narraciones inspiradas en la época de la revolucion mexicana, hoy he encontrado escritos, resumenes, se me suben los colores y a veces me da algo de risa al releer mis propios pensamientos y sin embargo en el fondo... no he cambiado, aunque de un par de años a la fecha me llego la madurez de golpe, me siguen dando rabia las mismas cosas, me sigue apasionando tanto la vida, como a los 15 años.

He leido y releido lo que escribi por ejemplo un encuentro entre Maria Luisa y su caballo, despues de un tremendo broncon familiar, os lo comparto...

"La noche caía en plenitud sobre las sobrias paredes de piedra de la hacienda, mientras tanto, una pequeña figura sentada junto a la caballeriza, miraba con ojos vidriosos hacia el suelo, urgando con el pie algun secreto que la tierra no se dignaba a rebelar, no se veía la parte superior de su rostro que cubierto con cabello obscuro solo dejaba entrever unos labios que musitaban inaudibles palabras, de vez en cuando, algun suave sonido nocturno hacia que su mirada asustadiza se rebelara contra lo desconocido.

Unos suaves pasos se escuchaban en la lejania, metálicos, dobles, galopantes.

- ¿Casiopea? Musito suavemente, buscandola con la mirada
- ¿Que haces aqui pequeña? Deberias estar en la cuadra junto a los demas caballos, tambien te castigaran con golpes de esa delgada vara del caballerango, ven aqui - Le dijo tirando de la correa y acariciandole la cabeza- Tu eres como yo... dime ¿Que hice hoy? no hice daño a nadie, solo dar mi opinion, hay tantas personas en el mundo, sin embargo tu y yo estamos tan solas, sé que tu me entiendes porque lo veo en tu mirada Casiopea, eres hermosa y tan libre, y yo tu hija esperando a que le devoren las entrañas, ¿Sabes que hoy es luna llena? Supongo que si, no sales en los dias sin luna, tu comprendes bien el valor de la luz...

Ambas miradas se encontraron, Maria Luisa se aferro al cuello de Casiopea que parpadeaba lentamente ... y por fin, Maria Luisa pudo llorar...

A veces, solo el contacto y el calor nos hace quitarnos el letargo del silencio autoimpuesto, a veces el sentirse en compañia nos da esa dulce debilidad que en soledad queda dormida...

--------------------------------------

Mientras leo nuevamente el borrador, recuerdo mi antigua fascinacion por los caballos, recuerdo la sensación de libertad que me daba escaparme de casa hacia el "El chico" para alquilar un caballo y trotar en medio del bosque (si, mama, lo confieso), aunque despues abandone dicha practica al mirar la crueldad que lleva implicita la educacion de un caballo y las autenticas palizas que les daban ... recuerdo mis paseos por las viejas haciendas que estaban a los alrededores de Pachuca, las eternas horas en la biblioteca llevando la libreta donde escribia la vida de "Maria Luisa" y el crujir de la madera cuando iba caminando hacia mi estanteria favorita, recordé mis clases de Kung Fu en la escuela que esta frente a la Prepa 1 (Recuerdan que lejos esta? yo me iba a pie desde casa¡¡) , de las autenticas palizas que nos daba el joven profesor de la GFU (que despues supe tenia mas de 30 años) y las horas de meditación frente a las fotografias de Serge Raynaud de la Ferriere, Jose Manuel Estrada, etc tenia 16 años cuando me hice ovolactovegetariana para tener derecho a aumento de grados inicialmente y despues por conviccion y mi familia pego el grito en el cielo... de los entrenamientos lo mejor era trabajar al aire libre, yamines felices como parvulitos en los autobuses y trabajar en el bosque al amanecer... cuantos recuerdos¡¡¡ ¡En mi siguiente viaje tambien volvere a visitarles y tambien el Centro cultural universitario del cual les escribire en otra ocasion y por supuesto pasaré a saludarte Toñita¡¡ (espero tener suerte este año y encontrarte), haremos yoga juntas, recuerdo los libros que me prestabas, los videos VHS...tenemos pendiente irnos juntas a la India.

Mi agenda se va completando, tengo marcadas una buena parte de las visitas que hare en mi siguiente viaje, pero antes, quiero darles las GRACIAS a todos ustedes, familia, amigas y amigos de todos los sitios, de todas las escuelas, de todos los estudios por las diversas y nutritivas experiencias que han aportado en mi vida, gracias por su confianza, por sus oidos, por su silenciosa compañia, por sus consejos, por enseñarme a amortizar el tiempo, gracias por enseñarme los diferentes caminos que me han aportado mi propia vision, rebelde, (como he sido siempre), callada y sin embargo abierta a seguir aprendiendo, gracias por saciar mi curiosidad y mi hambre de saber... a veces, siento como si hubiese vivido 5 vidas a la vez y al mismo tiempo cada dia siento que falta muchisimo mas por aprender que el anterior, pero veo que hay cosas que he olvidado con el tiempo... ¿Saben? os echo mucho en falta y como no sé que pasara mañana y la vida es tan impredescible que no quiero irme a dormir sin decirles esto. Siento no haber sido la hija perfecta, soy la oveja negra...pero una oveja que les quiere.

Creo que llego el momento de volver a escribir la vida de mi "Maria Luisa" con ayuda de mi gran amiga Dana, y compañera de viaje, experta en haciendas azucareras... yo no escribo profesionamente, pero tengo mucho que decir, ahora me veran con mi pequeño portatil por los parques y cafes de Huesca. Me ha sentado bien quedarme en casa este dia, mañana empieza una semana tremenda de trabajo...pero sacare tiempo para todo.

Esta semana es definitiva en mi vida profesional, pero sé que pase lo que pase siempre hay que seguir andando, dice el buen Paulo:" cuando uno desea algo fervientemente, el universo entero, conspira para que lleves a cabo ese deseo", ¿El universo adivinará mi deseo real?.
Ya os contare, ahora a dormir que me he pasado un pelin andando.
Nota: Gracias Jesus por esa extraña sensación de conocerte desde siempre, tu llegada ha sido otra de esas sorpresas de la vida que no me esperaba.

domingo, 23 de agosto de 2009 | By: Lorena Rivera

Entre el favor y la trampa.


Hacia años que no la recordaba, hasta hoy, era menudita, su cabello era corto como el de un muchachito de 12 años, ocultaba con ese tinte castaño las canas que asomaban por las sienes, tenia cuerpo de niña y rostro igualmente inocente a pesar de sus 40 años, la llamare "Chus", siempre era muy amable conmigo y me ofrecia su mejor sonrisa cada que iba de visita, la mas sincera y la mas noble persona que habia conocido... con que poco era feliz, le bastaba con un abrazo de alegria al verla para que se sintiera la mujer mas importante del mundo,le bastaba que le sonriera y le felicitara por su sazón, que le achuchara y la saludara como a un miembro mas de la familia...

Estuve casi 4 años frecuentando esa casa, donde amablemente me recibian en cada visita, todos tenian una educacion exquisita, unos modales perfectos, un orden absoluto en el dia a dia y dueños de un proceder digno de una casa burguesa de Paris, y Chus... era la sirvienta.

Siempre al mirarla, me mataba la curiosidad (como buena adolescente) de saber su historia, pero parecia un tema prohibido, la conversación cambiaba drasticamente al mencionarla... un buen dia, casi al final de mis visitas... por fin supe su historia:

Chus habia nacido en el seno de una familia humilde, campesina, en un alejado pueblo de la sierra, estaba gravemente enferma de parasitosis cuando era niña y una buena mujer le rescato de la miseria, le curo y se la llevo consigo, la familia se reía cuando corria al televisor pensando que la comida que aparecia en la pantalla era real, y se le educo desde niña solo para servir... para ser la "criada"... Chus era ya una adulta y cuando alguna vez coincidimos y pudimos charlar (que no paso mas que un par de veces)... brillaban sus ojos al ser escuchada, tenia prisa por sacar todos sus sentimientos en palabras arremolinadas en su boca y se me removia el alma de tristeza al escuchar sobre su deseo de salir de alli, de aprender, de casarse, de ser madre, de tener una familia propia, de tener otro oficio, de ser ... simplemente su deseo de "SER" y no mirar mas detras de la puerta de la cocina, o limpiando de rodillas las juntas de los suelos, mirando detras de los cristales el transcurrir de la vida en todos... menos en ella.

Saque el tema, (me he visto fatal porque no es de buena educacion inmiscuirse en asuntos que no me conciernen)...la familia mirandome extrañados ante mi duda, asumia con naturalidad que no podria de otra manera, si bien es cierto que la habian cuidado y protegido de un mundo árido y desconocido para ella, para ellos, su destino era ser la sirvienta en agradecimiento a que se le habia salvado la vida de niña...deje de ir a esa casa.

... considero firmemente que si vas a darle alojamiento y a dejar a una persona entrar en tu vida, como en este caso, deberia de ser como un miembro mas de la familia, como un hijo adoptivo.. no como un sirviente a tiempo completo.

Hoy, la recordaba despues de 10 años, me senti culpable por olvidar a la pequeña Chus...
martes, 18 de agosto de 2009 | By: Lorena Rivera

En el fondo de mis ojos...

No soy precisamente buena para establecer una primera charla... me cuesta un poco dar el empuje inicial y despues, como bien saben mis amigas y amigos de toda la vida, no hay tema de charla que se me resista, pero la primera barrera es muy complicada para mi, por todos aquellos malentendidos e ideas precipitadas que pueden nacer entre dos personas que recien se conocen... por todas aquellas desconfianzas y temores, por los silencios, por el miedo a ser malinterpretada o simplemente el temor de ser juzgada erroneamente solo por la apariencia exterior, o ser yo la que se confunda en juzgar por la falta de fluidez de una conversación (cosa que me mata)... como a todo el mundo le pasa en el fondo supongo, pero que pocos aceptamos nos ocurre...

Pero las cosas verdaderamente importantes para mi viven justo en el alma... en el fondo de mis ojos, alli esta mi hijo, mi vida, mis sueños, mis ilusiones... solo alli radica lo verdaderamente importante, lo sincero, lo que vale... solo alli soy la que soy ... y alli ... no me ves.

Un besico.



sábado, 8 de agosto de 2009 | By: Lorena Rivera

El holandés del jardin

Hace unos dias, como ultimamente me pasa en las guardias, soy la que mas trabajo tiene, (cosa que no me molesta) y ademas en ese momento me encontraba algo nerviosa por todos los planes de vida a mediano y largo plazo, me lleva mucho tiempo estudiar, formarme y pensar en ello... en realidad cuando se esta conciente de que puede y no puede ser, los caminos alternativos son los que llevan mas tiempo, que el plan final en si. Tengo muy claro lo que quiero profesionalmente y en mi vida como madre, el resto, prefiero dejarlo aparcado de momento.

No los mareo más, y les termino de contar: nos han llamado antes de media noche para transladar a un paciente critico al hospital principal de la region, a la UCI de Coronarios, era un paciente especial: médico jubilado, sabia perfectamente la historia natural de la enfermedad que le pasaba y despues de pasar un par de dias teniendo mil diagnosticos en la cabeza, no queria aceptar que lo que sentia podría ser un infarto atípico, con que se presentó al hospital y se confirma de inmediato la ultima sospecha... entonces, despues de fibrinolizar previo protocolo religiosamente establecido, llegamos nosotros a por el para su translado a una UCI coronaria.

Resulto ser un medico especialista, directivo en su momento, que de camino me conto sus batallas medicas, mientras lo conectabamos a todo el aparataje de la UVI, me conto su evolucion como medico, la metodologia de estudio en la facultad de medicina en aquellos tiempos, su busqueda de formación en el extranjero, su periodo de adaptacion a otro pais con otro lenguaje, sus consejos para poder sobrevivir al primer año fuera del pais y la manera de adaptarse a un nuevo idioma dentro de las paredes de un hospital... me conto sobre las enfermeras, sus compañeros estudiantes, los bares, las comidas, la historia de la medicina y la evolucion de los tratamientos, yo honestamente me encontraba vigilandole estrechamente para el esfuerzo de la charla no afectase su estado general... pero por otro lado, el viaje le resultaba tan ameno mientras charlaba y con sus ojos nublados evocaba las imagenes en el techo de la UVI y con las manos dibujaba los viejos jardines europeos de la postguerra... entonces su cara cambio al recordar a un hombre holandés con el estomago presuntamente perforado a quien no le dejaron atender por carecer este de seguro médico, y tuvo que tomar valor y sacarle del hospital, y sentarlo en el jardin de fuera, y todo esto durante su primera guardia en Alemania, sus ojos se llenaron de lagrimas contenidas por mas de 40 años al recordar con impotencia a ese paciente, pálido, sudoroso, rubio, de ojos azules con los surcos del rostro marcados por el dolor... se despidio de el al terminar la guardia y al volver no estaba y nunca mas lo vio. Siempre se preguntaba qué habia pasado con el y asi... por décadas.

Despues continuo hablandome de su vida y su brillante carrera... no pude mas que pensar que es un hombre y un profesionista admirable. Al despedirme de el, me dio un fuerte apreton de manos deseandome éxito en mi camino y alegremente dentro de su gravedad decia que el translado habia sido muy rapido (fueron mas de dos horas) y que habia aprendido mucho sobre este tipo de terapias intensivas móviles.

Entonces comprendi que la grandeza del alma humana no reside solamente en actuar para el bien de otros, en querer, entregar nuestro cariño y obra ... tambien radica en la capacidad de recordar, comprender y evitar los daños colaterales que a veces por politicas externas, o inconcientemente podemos causar y procurar evitarlos, aunque bien muchas veces es dificil acertar a la primera con nuestras acciones, para ello aprendemos de nuestros errores, la vida es a veces larga y lenta para algunos, o rápida e intempestiva para otros, monotona o gris para otros mas, yo soy del grupo de los que creen que la vida es muy corta... ella nos da pequeños momentos de prueba, pequeños chispazos de acciones y reacciones...y muchas veces nos sentamos a esperar el mejor momento cuando en realidad nuestra labor es CREARLO.


Solo espero... no haber dañado a nadie en el camino y si lo hice... fué sin querer.


Pues nada, me desaparezco una semana que me voy de viajecito con mi peque despues de una racha de varias semanas sin parar de trabajar...

Un abrazo¡¡¡
domingo, 2 de agosto de 2009 | By: Lorena Rivera

La imaginacion y la relatividad del tiempo...

Siento mucho haber olvidado tantas fechas especiales ultimamente, y tambien siento la ausencia de las llamadas habituales que hago todos los años, se me han pasado sin querer, llevo un ritmo intenso de trabajo durante el verano y espero no se enfaden, pero para compensar les contare un poco lo que hoy pensaba mientras daba una caminata por el campo, y miraba a lo lejos las columnas de humo de las casas de piedra con altos techos de Biel (necesitaba muchisimisimo caminar tranquilamente):

... hace años al escuchar los recuerdos de los abuelos siempre me sorprendia la absoluta relatividad del tiempo, siempre fui una buena escucha para las historias que contaban, podria hacerlo sin cansarme nunca, me contaban lo mismo una y otra vez, debo confesar que mi imaginación me llevaba a visualizarlo todo... cada historia me llevaba al sitio, al lugar y al momento, podia imaginar desde las lagrimas de saliva que la abuela habia puesto en los ojos de un santo del altar de casa, escuchar los murmullos de las oraciones de las vecinas al enterarse, casi podia verla a ella de niña escondida temiendo confesar la verdad ante la histeria colectiva de la gente con miedo a ser castigada, podia sentir tambien cierto miedo en la semana de "Todos los santos" al ver a la gente vivir del recuerdo de sus muertos, yo casi no dormia pensando en que en el aire cientos de fantasmas visitaban los hogares y a sus familias, escondida entre las mantas, solo se veian mis ojos abiertisimos mirandolo todo, asustada y temblorosa dentro de mis menos de 20 kilos de aquel entonces, temia comer las ofrendas del altar de muertos pensando que un ser de naturaleza indefinida se habia alimentado de su olor antes de hacerlo yo, podia ver a mi bisabuela montada a caballo por el pueblo con sus pistolas de plata, o mirandola cantar de niña al mismisimo Pancho Villa; casi pude oler la leña quemada saliendo por las chimeneas del pueblo y ver a mi madre de niña, recordar cada paraje del famoso rancho de "Tehuisco" donde ella vivia en medio de campos, manantiales y animales, podia ver llegara la casa de madera al abuelo volviendo del campo, podia oler las tortillas recien salidas del comal en ese viejo fogon con leña incandescente, y a mis tios de niños aún niños alrededor de la abuela quitandole de las manos las recien hechas tortillas, tambien podia imaginar el aroma de los preciados y casi imposibles de conseguir "jabones de olor" que usaban alla por 1930 las hijas de los pudientes del pueblo, casi podia sentir el tacto de los antiguos peines de "carey", de la crema "Nivea" y escuchar los pasos de los zapatos de correas... si, soy el mejor baul mental de mi abuela y coleccionista de recuerdos de todas aquellas costumbres de los pueblos antiguos, y de las viejas historias que en estos tiempos no se parecen absolutamente en nada a lo que se vive en la familia dentro de la vida moderna de las ciudades ... sin embargo en este preciso momento de mi vida debo confesar que la imaginación me ha abandonado un poco, solo me dedico a estudiar cada hora libre para un futuro (que hasta dentro de un mes que mis documentos sean estudiados y analizados con lupa) no me atrevo a imaginar para no despegar los pies del suelo... asi que por favor les pido ahora imaginen ustedes por mi, mientras tanto, yo me encargaré de luchar por materializarlo.


Un besito a todos y a todas.


La Lore.